Casas pasivas

Como hemos indicado en varias ocasiones nuestro objetivo se basa en construir viviendas eficientemente energéticas, ecológicas y sanas. Sin embargo gracias a nuestra calidad de construcción, grosor de muro, aislamiento, carpinterías,… es decir, criterios de arquitectura bioclimática, conseguimos que la demanda energética de las viviendas sean mínimas para conseguir las condiciones de confort deseadas. Si a esto añadimos instalaciones altamente eficientes hemos podido dar un paso más y acercarnos al concepto de casas pasivas.

¿Qué son las casas pasivas?

Las casas pasivas son una construcción en la que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática pero que combinan esta con una eficiencia energética muy superior a la construcción tradicional.  Este tipo de construcciones se basan en principios ancestrales y además incorporan otra serie de avances arquitectónicos fundamentados en los estudios de profesionales de la edificación, combinando así tradición y modernidad.

Es una casa con un consumo energético muy bajo. Ofrece durante todo el año  (a diferencia de la construcción tradicional) una temperatura ambiente confortable sin la aplicación de la calefacción convencional. Se consideran casas pasivas a edificios que son prácticamente autónomos para sus necesidades de calefacción. Se limitan a la energía solar, los insumos metabólicos (personas, máquinas) y un buen aislamiento, lo que relega el papel de la calefacción a un recuerdo.

Criterios técnicos para casas pasivas

Planificación y diseño

planificación y diseño de casas pasivasEs de vital importancia un diseño inteligente y bioclimático de  la vivienda. Una casa solar pasiva bien diseñada tendrá temperaturas agradables constantes en el interior durante todo el año y hará un buen uso de la luz natural. Por lo tanto, requerirá menos energía para calentar, enfriar y alumbrar que una casa convencional.

Al diseñar la vivienda debemos prestar atención tanto a la refrigeración de verano como a la calefacción de invierno
, maximizar la exposición al sur
. La distribución de la vivienda dependerá siempre del sitio donde se va a construir, aunque en general se aconseja que las salas donde estemos la mayoría del tiempo se sitúen en el sur y la cocina y baños en el norte. Se deberá sacar el máximo partido de luz solar para reducir la necesidad de iluminación artificial. Las plantas pueden ser utilizadas con eficacia en todo el hogar para reducir el consumo de energía. Si plantamos árboles de hoja caduca en el lado sur de la casa bloquearán la luz del sol durante los meses más cálidos y perderán sus hojas durante los meses más fríos, lo que permitirá la entrada de luz solar.

El aislamiento térmico

aislamiento térmico en casas pasivasGracias a un espesor considerable de aislamiento térmico, la casas pasivas sufren una pérdida de calor muy limitada. Las necesidades de calefacción aún necesarias son casi nulas. En este caso el calor humano, los aparatos electrodomésticos y la iluminación funcionan como “radiadores”. Aunque este calor de funcionamiento es generalmente insignificante en edificios que no están bien aislados (o no aislados), en una casas pasivas tienen un valor funcional.

Criterios de aislamiento de 100x100madera:

  • Forjado de cimentación, nuestro forjado de cimentación es de madera, incluimos 17cm de aislamiento de celulosa natural.
  • La cubierta es una de las partes más importantes de la casa, y es en ella donde más incidimos a la hora de ejecutarla, haciendo hincapié en que tenga una gran cantidad de aislamiento, 20cm, ya que es por aquí por donde más entradas y salidas podemos tener tanto de frío como de calor.
  • Muro exterior,

Este aislamiento es el estándar que utilizamos para cualquier vivienda, este se aumentara dependiendo de la zona de construcción y las indicaciones del arquitecto.

Puertas y ventanas

ventanas de casas pasivas

Triple acristalamiento, 4+4/20/4/20/4+4 doble tratamiento Bajo Emisivo.
Valor U.0,7 w.m2/ºK

Las puertas y ventanas son desde un punto de vista térmico, el punto débil de la construcción en el sentido de que son una fuente importante de perdidas de calor o frio.

En todas nuestras viviendas instalamos ventanas de madera laminada de primera calidad, en las destinadas a casa pasiva sus características son: Hoja pasiva de 92mm. Triple acristalamiento, 4+4/20/4/20/4+4. Doble tratamiento  bajo emisivo, y gas Argón en las cámaras. Valor U 0,7 W.m2/ºK

Como indicábamos anteriormente en una casa pasiva se deberá instalar puertas y ventanas de primera calidad con altas prestaciones en cuanto a:

  • Aislamiento térmico y acústico: Juntas dobles de estanqueidad
  • Triple acristalamiento
  • Cristales de baja emisividad
  • Gases nobles entre las cámaras para mejoras el aislamiento de la casa del exterior.

Por otra parte, el empleo de ventanas de gran tamaño deja penetrar más calor y luz naturales por lo que facilita la calefacción del edificio. 

La orientación también es primordial: una ventana vertical sur es excedente en energía. Se deben maximizar las aberturas hacia el sur, ser razonable con las del este y colocar un mínimo al oeste y norte. Estos son los principios básicos de la casa bioclimática y solar.

Sistema de Ventilación con recuperador de energía y climatización pasiva

Con el fin de conseguir que nuestros clientes no sólo puedan ahorrar el máximo de dinero en el día a día,  si no que vivan en una casa sana y ventilada, hemos adaptado un sistema con recuperador de energía, que añadido al Pozo Canadiense (intercambiador geotérmico aire-tierra), y con una pequeña batería de apoyo, hace que consigamos que en nuestras viviendas puedan eliminarse los sistemas de climatización tradicionales, calderas, aire acondicionado, etc…

Lógicamente, hay multitud de opciones que se pueden combinar con este sistema para conseguir la mejor solución, adaptándonos al uso de la vivienda, así como a las preferencias y gustos de cada cliente.

Si queremos dejar claro, que este sistema no es un sistema de climatización, la descripción la verán a continuación, pero si queremos adelantarles que, por las casi nulas perdidas que tienen nuestras casas, conseguimos una temperatura de confort constante con un gasto mínimo, siempre teniendo en cuenta el uso que cada uno le da a su casa.

sistemas de ventilacion de casas pasivas

En INVIERNO el aire nuevo recupera las calorías del aire viciado que extraemos de la vivienda, gracias a la presencia de un intercambiador térmico, ayudando a mantener la temperatura en la vivienda.
En VERANO el aire nuevo que entra en la vivienda se enfría gracias al aire viciado que extraemos de la vivienda, gracias a la presencia de un intercambiador térmico, evitando el recalentamiento de la vivienda.

Los puentes térmicos

La transmisión de energía (frío y calor) no sólo se da en los elementos generales como paredes o techos, sino que también se da en las esquinas, ejes, juntas, etc.

puentes térmicos en casas pasivas

Los puentes térmicos son lugares de geometría lineal o bien puntual del cerramiento exterior, donde el flujo de energía es más grande respecto a la superficie “normal” del cerramiento. Estos puentes térmicos perjudican la eficiencia energética del elemento constructivo, a parte de generar pérdidas energéticas, que pueden suponer hasta un 30% de las pérdidas totales, tienen como consecuencia una alteración de la temperatura superficial.

En régimen de invierno la temperatura superficial interior en la zona del puente térmico puede provocar condensaciones superficiales en caso de ser inferior al punto de rocío. Ello puede conllevar a la aparición de hongos con consecuencias directas sobre la salubridad y la higiene.

Por este motivo la supresión de los puentes térmicos permite disminuir las pérdidas de calor, pero también evitar patologías debidas a la condensación en las paredes frías de humedad contenidas en el aire interior (hongos, etc.).

Control de estanqueidad del aire

Los orificios en la envolvente del edificio causan un gran numero de problemas, particularmente durante los periodos mas fríos del año. Los flujos de aire del interior al exterior a través de grietas y huecos tienen un alto riesgo de provocar condensaciones en la construcción.

Una buena estanqueidad al aire aumenta el confort, disminuye las pérdidas y evita todo problema de condensación en las paredes, que puede provocar la ruina del edificio. Además, es esta buena estanqueidad al aire que garantiza el buen funcionamiento de la ventilación mecánica. 

Con una casa pasiva, el habitante dispone de un edificio que garantiza un gran confort térmico y una calidad constructiva superior, gracias a un concepto inteligente y no gracias a una infraestructura desmesurada.

Importante:

esquema pérdidas de energía en casas pasivas

De los estudios en física constructiva, se deduce que las mayores pédidas de energía, por orden de relevancia en los elementos constructivos son:

25 %Cubierta
35%Muro exterior
15%Cimentación
25%Puertas y ventanas

Mas información en www.plataforma-pep.org

Plataforma Edificación Passivahus - casas pasivas